Entrevista a María Luisa Villa, coordinadora del arbitraje femenino del C.T.A.


MARÍA LUIS VILLA: 

“ESTAMOS EN UN MOMENTO HISTÓRICO DEL ARBITRAJE FEMENINO” 

 

TIENE 42 AÑOS, LO DEJÓ EN 2013 Y DESDE ENTONCES ES LA RESPONSABLE DE SU DIRECCIÓN

 El arbitraje femenino en España está cada vez más presente en el fútbol gracias a María Luisa Villa. Esta ex árbitra nacida en Puebla de Don Rodrigo (Ciudad Real) es la encargada, desde hace dos años, de dirigir el mundo del arbitraje femenino. Tiene 42 años y dejó el arbitraje profesional en 2013 y desde entonces trabaja para potenciar el acceso de las mujeres a esta disciplina. El objetivo de la máxima dirigente pasa por hacer que el arbitraje femenino en España tenga igual o más relevancia que en otros países en los que ya hay formadas categorías arbitrales femeninas compuestas por mujeres. En países como Suecia, Alemania, Francia, Portugal, Noruega, Inglaterra… existe la posibilidad de que las árbitras puedan elegir entre arbitrar fútbol masculino o femenino y con ello adaptarse a las exigencias que el fútbol solicita. Con ello se ha conseguido que el número de árbitras aumente o, por lo menos, que la tasa de abandono no sea tan alta como ha ocurrido en España.

Para ello, María Luis Villa se ha puesto manos a la obra y ha presentado un Proyecto de Arbitraje Femenino en el que propone desarrollar el arbitraje femenino en España, igualarse al resto de países europeos, crear categorías arbitrales para dirigir el fútbol femenino. Además se pretende que exista un número de colegiadas por categoría que sea el mismo número de equipos que formen dicha categoría más 4, un total de 20. Ascensos, descensos, que los partidos de la Segunda división femenina sean arbitrados por mujeres y que la temporada que viene también lo sean los de la máxima categoría femenina… es decir, un proyecto que abarca la mejora y transformación por completo de lo que hoy en día es el arbitraje femenino.

Para María Luisa Villa: “Estamos en un momento histórico para el arbitraje femenino. Hace justo un año en el CTA nos pusimos a trabajar en la idea de crear categorías arbitrales femeninas. Desde el primer momento tuvimos el apoyo de la RFEF porque formar a las árbitras para que éstas dirijan el fútbol femenino español era una necesidad. Trasladamos la idea a los diferentes Comités Territoriales y desde ese momento todos se involucraron con este proyecto”.

—¿Cuántas árbitras hay en activo en la actualidad? 

—En España hay alrededor de 450 árbitras repartidas por las diferentes categorías.

—¿Qué partidos suelen arbitrar las mujeres que son árbitros? 

—Hasta ahora, cuando una árbitra hace el curso de iniciación al arbitraje, lo debe hacer con las mismas condiciones que un árbitro. Es decir, arbitra fútbol masculino. Con el proyecto que hemos empezado este año podrá elegir si dirige su carrera arbitral hacia el fútbol femenino o el fútbol masculino (o ambos), pero con una gran diferencia, sobre todo, en el apartado físico, ya que FIFA tiene diferentes baremos en la exigencia de los test físicos dependiendo si perteneces al fútbol femenino o al masculino.

—¿En la actualidad hay categorías diferenciadas como en el arbitraje masculino? 

—El primer peldaño cuando empiezas tu carrera deportiva como árbitro es dirigir partidos en el deporte base. A partir de ahí, el proyecto incluye dos categorías arbitrales para el fútbol femenino: Primera y Segunda división femenina.

—¿Hay mucha diferencia entre el arbitraje femenino español y el de otros países europeos?

—Hasta ahora sí, ya que éramos el único país con una Liga femenina grande que no era arbitrada por mujeres al caracer de categorías arbitrales femeninas. Este año las árbitras están dirigiendo partidos de Segunda división femenina y de entre ellas se hará una selección de 20 para que en la temorada 17/18 dirijan la Primera división femenina del fútbol español.

—¿Las mujeres árbitros tienen que pasar las mismas pruebas físicas que los hombres? 

—Hay pruebas físicas para dirigir el fútbol femenino y otras para el masculino, así lo dictamina FIFA. Hasta ahora en España, al no tener categorías arbitrales definidas para el fútbol femenino, las arbitras debían pasar las mismas pruebas que los hombres.

—¿Los tiempos de cada prueba son iguales o diferentes? 

—Son algo diferentes en los tiempos, aunque tienen que hacer el mismo tipo de pruebas.

—¿Qué se le pide a una mujer para ser árbitro? 

—Exactamente lo mismo que a un hombre. Hacer un curso de iniciación al arbitraje en el cual deben pasar diferentes tests para poder ser aptos y arbitrar.

—Por ejemplo, usted, Marisa Villa, ¿cómo empezó a ser arbitra y asistente? 

—Me acerqué a la delegación de árbitros de fútbol de Ciudad Real y después de pasar ese curso empecé a arbitrar. Así estuve unos años hasta que decidí cambiarme al cuerpo de asistentes. Se había creado por aquella fecha el cuerpo específico de asistentes y no había muchos.

—¿La pusieron muchas trabas? 

—No, todo lo contrario, enseguida recibí el apoyo desde el Presidente y Delegado a cada uno de los compañeros.

—¿Ha tenido que luchar más que los árbitros? 

—En los partidos y cursos de ascenso todos partimos desde el mismo punto salvo en los tests físicos que como venimos diciendo, siempre para nosotras supone un esfuerzo extra.

—Marta Frías, Elia María Martínez, Marta Huerta, Judith Romano, Yolanda Parga son nombres del arbitraje femenino español de los que se habla mucho, ¿qué posición tiene el arbitraje femenino español en Europa? 

—En cuanto a árbitras asistentes, España siempre ha contado con representación en el grupo de élite y con ello el poder hacer partidos en las grandes competiciones que organiza UEFA y FIFA. Ahora el foco lo tenemos puesto también en la formación y seguimiento de árbitras para que, poco a poco, sigan escalando puestos en los grupos y categorías internacionales. La Meta? Que nuestras árbitras lleguen a los grupos de élite.

—¿Quién las designa para arbitrar partidos? 

—Los partidos internacionales los designa UEFA. En España dependiendo de la categoría. O bien es designada por el Comité de árbitros nacional o los territoriales.

—¿Tiene el arbitraje femenino un futuro a corto y medio plazo? 

—A corto y medio plazo es el seguimiento que se está haciendo este año a las árbitras que dirigen partidos en Segunda División femenina. En mayo de 2017 se decidirá quienes de ellas formarán la Primera división femenina. A largo plazo, seguir con la captación de nuevas árbitras, centrarnos en su formación para que España sea un referente a nivel mundial en el arbitraje femenino.

—Usted es la responsable del arbitraje femenino en España y está luchando lo indecible para que tenga un gran futuro, ¿espera conseguir todo lo que se propone? 

—Sinceramente en este proyecto no estoy sola. Todo el CTA encabezado por el presidente Victoriano Sánchez Arminio y sigueindo por cada uno de los Comités territoriales están implicados en conseguir que nuestras árbitras sean referentes. Es muy fácil trabajar así. A nivel personal poder formar parte de este proyecto es algo increíble. Estoy segura que conseguiremos grandes cosas para ellas.

Entrevista de M.A. Álvaro tomada de la revista “FÚTBOL” de la R.F.E.F.

Ver noticia en la revista “FÚTBOL” de la R.F.E.F.

entrevosta-a-maria-luisa-villaentrevosta-a-maria-luisa-villacaptura-de-pantalla-2016-12-16-a-las-17-15-35


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies